banner chiocchetti
banner chiocchetti
Comuniquese con nuestra Redacción de Noticias por consultas o publicación de contenidos
07
May
2015
Perros potencialmente peligrosos

Obligaciones de los propietarios o tenedores de perros potencialmente peligrosos

Estas exigencias son reguladas por la Ordenanza Municipal N° 7088/10.
El cuerpo normativo tiene por objeto regular las interrelaciones entre las personas y los animales en el ejido Municipal del Distrito de Necochea.
La Subsecretaría de Innovación, Producción y Desarrollo Local, a cargo de Juan Larrea, recuerda a los tenedores de mascotas que continúa en vigencia la Ordenanza Municipal N° 7088/10, cuyo cuerpo normativo tiene por objeto regularlas interrelaciones entre las personas y los animales en el ejido Municipal del Distrito de Necochea.
Promulgada en vistas de la proliferación de animales sueltos en la vía pública, lo que representa posibles riesgos para la higiene ambiental, la salud y la seguridad de las personas; el importante crecimiento de la adopción de perros de distintas razas, en especial los de gran porte para tareas de guardia; y los sucesivos accidentes ocasionados por los mismos; la norma ordena en sus artículos 15° y 16° que “La tenencia de animales domésticos en viviendas urbanas y otros inmuebles, queda condicionada a las circunstancias higiénicas óptimas de su alojamiento, o a la ausencia de riesgo sanitario, a la existencia de peligros y molestias para los vecinos o para con otras personas” y que “Los animales deberán recibir el trato y las atenciones necesarias para su bienestar y comodidad, medidas exigibles, ya que la tenencia de los mismos no es obligatoria”.
Asimismo, estipula que serán perros potencialmente peligrosos aquellos pertenecientes a una raza que, por su tipología, pudieren causar la muerte o lesiones graves a las personas u otros animales, encuadrando dentro de las mismas a las siguientes: Airedale Terrier, Akita Inu, American Staffordshire Terrier, American Pitbull Terrier, Boxer, Bullmastiff, Bullterrier, Cane Corso, Doberman, Dogo Argentino, Dogo Alemán (Gran Danés), Dogo Canario (Presa Canario), Dogo de Burdeos, Fila Brasileño, Gran Perro Japonés, Kuvas, Mastiff (Mastín Inglés), Mastín Napolitano, Ovejero Alemán, Ovejero Belga, Rottweiler, San Bernardo, Schnauzer Gigante, Staffordshire Bull Terrier y Viejo Pastor Inglés; y a aquellos que, sin pertenecer a las razas descriptas, hayan sido entrenados para defensa o ataque, o por su gran porte.
Detalladas sus características, la Ordenanza exige para ser propietario o tenedor de un perro potencialmente peligroso los siguientes requisitos: ser mayor de 18 años; no exhibir ni haber exhibido conductas violentas; y no haber sido anteriormente sancionado por infracciones graves en materia de tenencia de animales. Además, para albergarlos, las instalaciones perimetrales, y sobre la Línea Municipal, deben tener las siguientes características: los muros, rejas, y/o vallas deberán ser superior a 1,50 metros de altura, ser lo suficientemente sólidas para soportar el peso y la presión del animal e impedir que atraviese la boca al exterior de la misma; las puertas y accesos a las instalaciones deberán poseer idénticos requisitos y contar con cerraduras efectivas que impidan el acceso desde el exterior; y, el recinto deberá estar convenientemente señalizado con la advertencia de que hay un perro de este tipo.
En su articulado la normativa también regula sobre la responsabilidad en la vía pública, debiendo los perros potencialmente peligrosos circular con correa de un largo que no supere los 2 metros de longitud, collar de ahorque y bozal; no pudiendo el propietario o tenedor ambular con más de dos de estos canes a la vez. A su vez, prohíbe la circulación de los mismos en plazas y espacios públicos provistos con juegos infantiles y/o eventos de concurrencia masiva; exigiendo, a los que sean trasladados en vehículos abiertos, ataduras que no les permitan exceder los límites del rodado y el uso de bozal.

  Canadian pharmacy | online pharmacy