banner chiocchetti
banner chiocchetti
Comuniquese con nuestra Redacción de Noticias por consultas o publicación de contenidos
16
Abr
2015
Necochea Ciudad Envenenada

Nuevamente nos encontramos ante una muerte a causa del sistema capitalista que ávido de ganancia no respeta en lo más mínimo la vida de las personas. En nuestra ciudad, hoy, esta falta de escrúpulos tiene nombre y apellido, Fernando Cañada dueño de la empresa Shipinsuarence S.A.. No es mala suerte como dice el empresario caído en desgracia sino es el sistema. El modelo agropecuario actual que llena los bolsillos de unos pocos y afecta de manera negativa la calidad de vida de todas/os. La otra parte de la responsabilidad es del Estado municipal, provincial y nacional que avala y no controla.
Hoy las consecuencias las vemos con la muerte de Melisa Ortiz, hace unos años fue noticia los/as niños/as  de la escuela primaria 47 de Villa Zavala que fueron fumigados por cometer el pecado de estudiar frente a un campo sembrado con soja. ¿Tenemos que esperar que nos pegue un cachetazo la realidad, para abrir un poco los ojos, hasta que nos entretenga otra noticia. No podemos reaccionar a base de muerte.
Melisa se murió por inhalar los gases tóxicos que emergieron de las cloacas luego de un mal manejo de un agroquímico, este hecho sucedió a causa de la inoperancia del personal de la empresa y agentes del Estado (bomberos, defensa civil y toda la cadena jerárquica que le sigue), una vez que sucedió la combustión del agrotóxico en vez de manipularlo de forma responsable se trataron de lavar las manos sin reparar en los daños que ocasionaría.
¿Cómo llegamos a esta situación? La desidia del Estado es la clave, éste habilita emprendimientos de riesgo en zonas urbanas, no controla, no sabe cómo actuar con el hecho consumado.
Un reclamo que se expresa mucho en estos días es mayor seguridad, inseguridad también es morirte contaminada por respirar veneno en tu casa. Hace muy poco ante la muerte de Valeria Ortiz ciento de personas se expresaron por mayor seguridad y pidiendo castigo a los culpables. Los dos hechos son preocupantes, pero… ¿qué hay de diferencia entre los hechos? En el primero los autores son pibes pobres y en el actual un empresario “exitoso”. La vara es muy distinta según la clase social que midamos.
¿Vamos a seguir permitiendo que nos fumiguen? ¿Vamos a seguir viviendo en medio de los emprendimientos que ponen en riesgo nuestras vidas? ¿A qué nos podemos acostumbrar?

EXIGIMOS:

* Que se investigue y se determine las responsabilidades por la muerte de Melisa Ortiz

* Que se erradiquen de la zona urbana todos los emprendimientos de este tipo

Que se implemente la medida cautelar de la suprema corte de la provincia de buenos aires que prohíbe las fumigaciones a menos de mil metros de núcleos poblacionales y cursos de aguas.

Frente Popular Dario Santillan
Corriente Nacional// Necochea - Quequén

  Canadian pharmacy | online pharmacy